Bienvenidos

Román Gubern en ArgentinaConocimos a Román Gubern a través de las páginas de la revista española Nuestro Cine, que pudimos leer en Buenos Aires durante los años sesenta. Su primera visita se produjo en la década siguiente, en 1977, enviado por la UNESCO para un proyecto sobre una historia del cine mundial. Desde aquella ocasión, en el contexto de una Argentina privada de derechos fundamentales -con un episodio de censura vivido por el mismo Gubern en un canal de televisión local- hasta hoy -la Argentina de 2014 con garantías de aquellos derechos y libertades- el vínculo con su pensamiento ha sido siempre motivo de nuevas visitas, entre las que distinguen sus conferencias en la Universidad de Buenos Aires en 1991, motivo de la publicación Melodrama. El placer de llorar, y la presidencia del Jurado del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata en 2005 y 2009.

Desde su primer ensayo La televisión (1965) no han dejado de preocuparle las representaciones icónicas e icónico-cinéticas, en especial la fotografía, los cómics, el cine, la televisión, el video, y las nuevas formas del audiovisual contemporáneo. Su Historia del Cine editada en lujosos volúmenes o en cuidadas ediciones de bolsillo, se transformó rápidamente en un clásico de todo aquel que se interesase por el séptimo arte y, en especial, para los investigadores sobre la materia. Historia del cine lo hizo popular aún en ámbitos no académicos y pasó prontamente a reemplazar la historia del cine de Georges Sadoul en todo Iberoamérica. Ésta ha sido siempre la gran actividad académica que ha tenido Román, preocupándose por temas que no habían sido estudiados con anterioridad en lengua hispana. Su obra fundamental Mensajes icónicos en la cultura de masas (1974) estudia por primera vez el modelo del melodrama audiovisual y el lenguaje de los cómics, que ya había sido objeto de su publicación anterior El lenguaje de los cómics (1972).

Dedicó su trabajo teórico a la comunicación audiovisual, los estudios sobre la cultura popular y la historiografía del cine, entre los que destacan sus trabajos sobre las imágenes periféricas como la pornográfica, los emblemas nazis o las imágenes crueles en el libro La imagen pornográfica y otras perversiones ópticas; sobre el cine de Jean-Luc Godard en Godard polémico (1969), el cine de Hollywood por ej. con McCarthy contra Hollywood: la caza de brujas (1970), las formas genéricas del cine de terror y horror como Las raíces del miedo (1979) y también los textos dedicados a la censura durante el régimen franquista como por ej. la publicación de su tesis doctoral La censura: Función política y ordenamiento jurídico bajo el franquismo (1936-1975) (1981) o Un cine para el cadalso (1975), entre otros.

El desarrollo de las tecnologías, que convirtió al audiovisual en la forma comunicacional central y hegemónica de nuestra cultura, lo llevó a desarrollar investigaciones que fueron reunidas en -otro de sus libros fundamentales- La mirada opulenta (1987), donde desarrolló la noción acuñada por Gilbert Cohen-Séat, de iconosfera, y que continúan sus ensayos posteriores Del bisonte a la realidad virtual (1996) y El eros electrónico (2000), entre otros. En esta misma línea de investigación, destaca también El simio informatizado (1986), que recibió el premio FUNDESCO y fue co-editado por EUDEBA en 1991. En el año 1997, publica sus memorias bajo el título Viaje de ida, excelente testimonio de su actividad dedicada al pensamiento y la teoría de la imagen.

Del 11 al 15 de agosto próximo tendremos la posibilidad de reencontrarnos con su obra y pensamiento a través de los principales ejes temáticos de su producción teórica en una intensa semana de conferencias y conversatorios. La semana ROMÁN GUBERN EN ARGENTINA se desarrollará de forma pública y gratuita en universidades nacionales que albergan las principales carreras en artes y diseño, entre las más antiguas como la Carrera de Artes de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) o la Facultad de Bellas Artes (UNLP), pasando por el homenaje a la carrera Diseño de Imagen y Sonido (FADU UBA) en su 25º aniversario, y las más recientes como la Licenciatura en Artes Audiovisuales (IUNA) o la Licenciatura en Artes y Tecnologías (UNQ).

Los esperamos,

Fernando Madedo.